Secadoras Silenciosas

SECADORAS SILENCIOSAS

En los pisos en los que vivimos hoy en día tener un aparato haciendo ruido durante más de una hora puede ser un suplicio para nosotros y nuestros vecinos. Gastar un poco más en una secadora silenciosa puede ser un dinero bien invertido.

Si tienes un casoplón enorme con un cuarto de lavandería aislado de la zona donde pasas tu tiempo en casa, seguramente tienes la mejor secadora de ropa (esto incluye que suene poco) aunque no te haga falta.

Pero si vives en un pequeño apartamento en una gran ciudad con vecinos arriba y abajo, a lo mejor buscas el aparato más barato sin tener en cuenta el ruido que hace. Las secadoras o lavadoras-secadoras son aparatos bastante ruidosos. Para a pensar unos minutos si no merece la pena invertir un poquito más.

Decibelios ¿Qué mirar para conseguir una secadora silenciosa?

Cuando se habla de los niveles de sonido de un aparato, se suele utilizar decibelios (dB).

Cuanto más alto es el número de dB de un aparato, más fuerte suena. A modo de referencia, 15-30 dB es aproximadamente el nivel de ruido de un susurro, 60 dB es aproximadamente el estándar de una conversación normal y un secador de pelo es alrededor de 90 dB.

Las distintas secadoras tienen niveles de sonido muy diferentes en el rango de los dB. La media es de unos 70 dB. Las secadoras o lavadoras secadoras más silenciosas se encuentran en torno a los 60.

Utilizar el nivel de sonido de dB indicado puede ser una excelente forma para elegir la secadora más silenciosa. Sin embargo, debes saber que los aparatos con un nivel de dB más bajo a veces pueden sonarte más fuerte que otra secadora con un número más alto de decibelios. Esto se debe a que el rango de dB mide la intensidad del sonido, no la frecuencia. Dar golpecitos en la superficie de una madera o en un metal podría tener el mismo nivel de dB, pero debido a que la frecuencia es diferente, uno puede sonar más fuerte que el otro.

Además, la información que nos da el fabricante sobre el ruido de la secadora es en un entorno totalmente idílico. Lo más probable es que el sitio donde tengas la secadora en tu casa no sea tan ideal. Por lo tanto, los electrodomésticos siempre tienden a sonar algo más fuerte de lo que sugiere el número de dB. Dependiendo del nivel de eco en la habitación, imperfecciones del suelo, roces con muebles cercanos o cualquier objeto que pongas encima.

Secadoras con tecnología para ser silenciosas

Secadoras de ropa silenciosas

Como las secadoras tienen muchas partes móviles, tienden a ser bastante ruidosas, pero hay algunas que tienen características que reducen el nivel de ruido.

Los modelos que vienen con motores inversores tienden a ser mucho más silenciosos que los que no. Muchos motores de inversión no tienen escobillas, lo que significa que generan menos fricción cuando el motor está funcionando. Con menos fricción, hay menos sonido hecho por el aparato, lo que resulta en menos decibelios, o menos ruido, en definitiva.

Algunas secadoras también tienen diferentes tipos de aislamiento incorporado, lo que reduce la cantidad de sonido que se escapa.

 

Cómo hacer que la secadora no haga ruido

A medida que la secadora gira, gran parte del sonido proviene de la vibración del aparato. Algunas marcas han desarrollado tecnología que ayuda a reducir la cantidad de vibración.

Siemens ha incorporado la tecnología antivibración en las paredes laterales de algunos modelos, que ayuda a estabilizar la secadora, reduciendo el ruido. Otras marcas, como Miele, ofrecen modelos con programas especiales, que secan con un mínimo de ruido de fondo. Y el resto de marcas poco a poco van incluyendo tecnologías parecidas.

También puedes hacer algunas cosas por ti mismo para reducir en lo posible las vibraciones. Invertir en unas almohadillas antivibratorias para las patas de la secadora o en una alfombrilla puede ser muy rentable. Estas absorben y aíslan muchas de las vibraciones generadas por una secadora, reduciendo el ruido e impidiendo que se mueva o la posibilidad de que se balancee.

 

Consejos finales y conclusiones de las secadoras silenciosas

El ruido puede ser muy personal y subjetivo. Si tiendes a ser bastante sensible al ruido es una gran idea invertir en una secadora con un nivel de dB más bajo y que incluyan alguna tecnología para la reducción de sonido.

También hay factores del uso que hacemos nosotros con la secadora que pueden hacer que el aparato sea mucho más ruidoso. Si una cremallera entra en contacto con el cristal de la puerta o las paredes metálicas, por ejemplo, la secadora sonará mucho más fuerte de lo que debería.

Como decíamos al principio depende de cómo sea la vivienda donde tenemos la secadora y donde la coloquemos, también, hace que el ruido moleste más o menos. Si la ponemos en un cuarto de servicio o en un garaje, probablemente el ruido por muy alto que sea no nos moleste. Pero si tenemos que instalarla en la cocina o si la casa es pequeña, la inversión en un modelo súper silencioso podría ser de lo más valioso.