Secadora portátil

Secar la ropa en zonas muy húmedas o cuando estamos de viaje, puede suponer un problema. Para solucionar este inconveniente os traemos una selección de las mejores secadoras portátiles.

Tener una secadora portátil pone una solución al problema de si no tenemos espacio físico en casa para instalar una secadora de ropa convencional. Los meses de lluvias o no poder instalar un tendedero de exterior, son los motivos principales para comprar una secadora portátil.

Las secadoras portátiles, podremos desmontarlas y transportarlas donde queramos. Ya sea en vacaciones o simplemente cuando llega el verano. Para ello, vamos a ver las dimensiones de la caja de una secadora portátil estándar:

Las medidas de la caja son aproximadamente de: 30 y 35 centímetros de ancho 28 centímetros de fondo y 24.5 de alto y su peso es de 2 kilos y 825 gramos.

Una vez instalada las dimensiones pueden variar de un modelo a otro, pero aproximadamente son de 60 centímetros de diámetro y unos 140 centímetros de alto.

Recomendamos no llenar la secadora portátil al 100% de su capacidad, es siempre mejor dejar huecos libres para un secado más rápido y eficiente.

Secadora portátil eléctrica

Es la secadora más vendida, se puede conectar en cualquier sitio y son realmente potentes y eficientes. Podrás secar tu ropa en cualquier lugar. Incluye un tendedero vertical y un calefactor para secar tu ropa en cualquier lugar. Podrás usarla en tus vacaciones o en tu hogar cuando haga mal tiempo para tener la ropa en el exterior.

Secadora portátil multifunción

Con la mejor garantía de compra y los mejores materiales, este tipo de secadoras podrán servir de armario auxiliar, tendedero portátil. Podremos mover la secadora a cualquier lugar. Con programas y tiempo auto ajustable, se adaptará a nuestras necesidades.

Qué debemos tener en cuenta para comprar una secadora portátil

Antes de comprar una secadora portátil, debemos tener en cuenta estos factores para que nuestra compra sea la adecuada:

Capacidad de carga

Son los kilos totales de ropa que podremos secar al mismo tiempo. Los modelos más comunes rondan desde los 6 a los 10 kilos. Debemos tener en cuenta que no deberemos cargar la secadora a su máxima capacidad. Un 80% de su capacidad total sería lo óptimo.

La capacidad de carga perfecta, será un poco superior a la capacidad de nuestra lavadora, de esta forma podremos secar la colada estemos dónde estemos.

Consumo

Estas secadoras portátiles, aseguran tener hasta un 50% menos de consumo que una secadora convencional, pero el uso que se le suele dar es para épocas lluviosas o frías, periodos de vacaciones, etcétera, el consumo no debería suponer un problema. Deberemos tener en cuenta su eficiencia energética y que sea lo más eficiente posible.

Funciones y programas de secado

Como es normal, en nuestro armario tendremos muchos tipos de prendas diferentes. Algunas de ellas serán prendas delicadas. Por ello, es recomendable que la secadora incluya programas especiales para prendas delicadas. Otros programas de secado rápido y otros de fácil planchado.

Ruido

El ruido que provocan los electrodomésticos viene indicados como dB, a mayor nivel de decibelios más ruido hará, y eso puede ser un problema para usar la secadora a horas de la siesta u horas nocturnas. Además los motores deberán tener paneles anti vibraciones para evitar ruidos molestos.

Instalar o montar una secadora portátil

Lo primero que encontraremos serán las instrucciones de montaje. Es muy recomendable leerlas bien antes de iniciarse en el montaje.

Lo siguiente que encontraremos será la funda de tela, de un material similar al de los paraguas o los chubasqueros, pero más resistente.

Suelen tener tres o cuatro patas de aluminio, las barras para montar la tela y una placa protectora para proteger el motor.

Por último, nos encontramos con el motor con su cable para conectarlo. La primera vez que la montemos será la más complicada, una vez pillado el truco, podremos montarla y desmontarla en pocos minutos.

Cómo usar una secadora portátil

Una vez instalada, es hora de colocar la ropa. En la mayoría de los modelos se puede meter la ropa directamente con perchas o colocándola en su interior en las zonas habilitadas para ello.

Después, colocaremos la funda y cerraremos la cremallera, según el modelo los programas de secado podrán variar. También dependerá de la cantidad de ropa que tengamos dentro y del centrifugado previo.

Es recomendable poner a funcionar la secadora portátil en algún lugar ventilado, ya que, por los agujeros de ventilación, saldrá el aire caliente cargado con la humedad.

Secadora portátil 3 en 1

Muchas secadoras portátiles, al venir por partes independientes, el motor calefactor, el perchero y la funda protectora, podremos usar el calefactor de modo de calefacción portátil para baños, y el perchero como armario supletorio.

Cuando no tenemos mucho espacio en casa, hay que ser ingenioso y aprovechar hasta el más mínimo espacio.

Secadora portátil
Las secadoras portátiles son una solución ideal para ahorrar espacio

¿Qué es una secadora de ropa portátil?

Es igual que una secadora de ropa normal, con la ventaja de que podremos transportar el electrodoméstico a cualquier lugar. Además se podrá desmontar y guardar en un armario cuando no lo necesitemos.

De esta forma, los hogares con poco espacio disponible, pueden disfrutar de una secadora ocupando el mínimo espacio.